♥♥Vampy Seguidores ♥♥

♥♥ ¿nos carteamos? VaMpIrIZaTe, dame tu email.♥♥

Google+ Followers

martes, 7 de julio de 2009

dia 167: Deberes : Sonría, por favor



Porque no tiene nada de malo; porque nos hace más humanos.

La risoterapia, ese arte de saber reir y enfocar con empatía la vida, a día de hoy desmerece en información y difusión respecto a otras técnicas y enfoques. La gente cree que la risa es algo infantil, vulgar, innecesario. Se ríen los niños, se ríen los borrachos y los locos; se ríe el que no tiene nada mejor que hacer más que perder el tiempo. Si tuviera problemas de verdad, si fuese maduro y estuviese de lleno en el mundo laboral y social, no se reiría tanto.

Esto es lo que deben de pensar esos orondos e hipertensos empresarios, el director de esa empresa, el joven padre o madre que cuída de sus hijos y apenas tiene con qué pagar su manutención. La risa es secundaria; reírse no ayuda a tener más dinero o algo que llevarse a la boca.

Pero debemos ver más allá de tales afirmaciones.

Al igual que el sueño, todo el mundo -desde el más poderoso hasta el indigente- tiene la facultad de reírse, en cualquier momento y circunstancia. Es una actividad a la que bien todos podemos aspirar. Al igual que el miedo, el amor y la esperanza, forma parte del ser humano.

Entonces, ¿por qué hay en nuestros días tan poca gente que se ría?

No hablo de risas ocasionales, pues hasta el más tirano o amargado acaba sucumbiendo a esta sana actividad, sino de mantener, como tono de vida, una amplia sonrisa frente a nuestra existencia y futuras adversidades. Aprende a sonreír a la gente cuando la saludes, sonrie sin malicia cuando veas un fallo tonto de alguien que conoces -o no-, y también cuando te equivoques, porque el reírse de uno mismo es uno de los mejores bálsamos para la mente y el espíritu. Quien no aprende a reírse de sus defectos no sale fortalecido de ellos. El que nunca se rie de sí mismo se acaba hundiendo en una miseria autocomplaciente. Lejos de la perfección que nunca podrá alcanzar como ser humano. Más aún de la humanidad que ese anhelo de perfección le hace olvidar.

El entendimiento general sobre la risa atribuye que ésta se realice cuando presenciamos o fuimos participes de algo cómico e inesperado. Es una burda mentira. Al igual que el escritor o poeta cuando escribe no está trabajando y agobiado, sino disfrutando de su arte, jugando, ninguna persona debería esperar a ciertas ocasiones concretas para reírse. ¿Por qué? ¿Qué necesidad hay? Pregúntale a algún(a) amigo(a) que tengas y que se dedique al arte, si espera a determinados momentos para poner en práctica su talento. ¿Desde cuándo las musas tienen toque de queda?

La razón de que la risa sea un bien tan ignorado -e incluso despreciado-, pasa por el hecho de que no aporta beneficios tangibles o materiales. Pero decir que no es útil y necesaria es como afirmar que no lo es una gastrononía equilibrada, unas medidas mínimas de higiene. La risa es la higiene y el carburante de nuestras emociones, y si bien es menos poderoso que el enamoramiento -con diferencia, junto al odio, la emoción más intensa del ser humano-, su carácter jamás va a perjudicar al sujeto.

Mira a esos niños que te rodean, obsérvales. ¿Sabes la cantidad de veces que se ríen durante un día? ¿Puedes hacerte a la idea? Y lo cierto es que en muchas ocasiones son por las cosas más tontas e inverosímiles. Puede que no haya motivo alguno, pero mientras se ríen, son felices. ¿Es acaso éste un privilegio de la infancia?

Nadie dice que tengas que olvidar tus obligaciones, tus dudas, ilusiones y temores. Nadie habla de ir por la calle sonriendo sin ningún motivo aparente -aunque bien cierto es que hay mucha gente que lo hace-. No hay que ser cómico o payaso de circo para poder sonreír en la vida. Tampoco hay que ser un infantil inmaduro.

Simplemente debes aprender a tomarte las cosas menos en serio. A disfrutar lo posible de esta vida -que, se diga lo que se diga, es la única que conocemos y sentimos-, y aprender de tus errores con una sonrisa.

No te tomes la vida como si fuera una continua lucha. Sé critico(a) con el mundo que te rodea, pero no permitas que ese mundo te influya hasta tal punto de negar todo lo bueno que puedas mostrar y dar a los demás. Dos errores nunca harán un acierto. Recuerda el/la niño(a) que fuíste, y cómo te sentías entonces.

Aprende a sonreír, a reír frente a la vida. No en ocasiones concretas, sino como una norma. Quizá tus problemas sigan ahí y no se solucionen, pero al menos los enfocarás con otra perspectiva y energías renovadas.

Como un niño, que aprende jugando, y juega aprendiendo.


"
El día más irremediablemente perdido es aquel en que uno no se ríe." (Oliver Goldsmith)



(dedicado a Julio Cesar Milian)

15 comentarios:

Losselith dijo...

me encanta la cancion de downtown
y tu reflexion de hoy, vocecica :)

J.C. dijo...

Bello, impresionante. Tengo 43 años y viajado y conocido a mucha gente, he pasado por miles de emociones a lo largo de estos años con uso de razón y es sin duda y esta es una de las cosas más bella que me han dedicado. Gracias princesa, eres un sol, gracias porque en este mismo instante tenia lagrimas en mis ojos y has hecho que esboce una sonrisa. Gracias nuevamente, como siempre digo, POR FAVOR NO DEJE DE SONREIR.

Aïcha dijo...

Tienes razón. La risoterapia es una de las mejores terapias y, aunque creo que la sigo desde hace tiempo, la continuaré durante todo el verano con más fuerza si cabe. Puede ser que el amor o el odio sea más fuerte que la risa, pero es está la que nos aporta luego los momentos inolvidables que quedan en nuestra memoria.
A reir se ha dicho. ^^ (por cierto, yo soy una de esas personas que van a menudo sonriendo sin motivo aparante por la calle)

RaY dijo...

increible.....

http://losuniversosparalelos.blogspot.com

anapedraza dijo...

¡Hola Aniña! ¡mi mejor sonrisa para ti!

No tengo más que aplaudir tu post de hoy, me ha encantado, por lo que dice, por el cariño que hay en lo que se dice, por su ternura y porque transmites una forma de ver la vida que a mi me encanta.

Yo soy un partidario de la risa, paso por persona muy seria, pero no es así, además, que me encanta reirme de mi mismo, de mis tonterías y de las que llego a hacer, me da igual que me llamen a veces niño, ojalá tuvieramos el alma de ellos.

Bien es verdad que los sinsabores de la vida es muy poderoso, y borra la sonrisa, la risa o cualquier manifestación de agrado.

¡Un besote!

MIGUEL

el secreto de las tortugas dijo...

A mi me encanta reir, pero de esto que ya te duela hasta la barriga :)

Ro dijo...

Fui una vez a unas sesiones de risoterapia (fue un regalo de un jefe a las empleadas) y la verdad es que fue divertidisimo ,jajajajaj.

Reir es la mejor medicina del mundo.

Bicos

sonia7386 dijo...

Acabo de leer en un blog sobre sonreir y ahora en el tuyo sobre reir y aunque son post muy diferentes es casualidad!!!jeje a mi es que me encanta estar riendome en todo momento!!!

chapete dijo...

yo me río hasta de mí mismo, bueno, ya lo has visto.


chauuuuuuuuu

senovilla dijo...

Reír produce placer y es algo fundamental en nuestras vidas.

Saludos Sanfermineros.

weblara dijo...

Por circunstancias de la vida, he desarrollado un puto sistema de contención que me impide llorar y reir a carcajada, creo que necesito ir a un par de sesiones de risoterapia, a ver si consigo volver a reir a carcajada límpia.
Besucos!

noelia dijo...

muy wapa en la foto!!!feliz finde, yo espero poder ir a la playa que esta semana a sido malisima de tiempo y no he podido besos

weblara dijo...

Pásate por mi blog, porfa!!

Ego dijo...

Es uno de los textos más hermosos y más sensatos que he visto nunca.
Hay que hacer más apología de la risa.
A todo el mundo se le llena la boca con la palabra 'respeto', pero muy pocos se paran a pensar dónde está la clave de esta humanidad nuestra.
Está en la risa.
Anita, te has ganado dos regalos.
Un (b)eso

jose carlos dijo...

La risa es lo mejor que hay, cuando te ries estas mucho mejor y deberiamos de reirnos más. Muy bueno el post. Un beso.

♥♥MI hobby: la fotografia♥♥

♥♥MI hobby: la fotografia♥♥
♥♥ Después de haber pasado por un cambio radical en mi vida que me obliga a plantearme mi día a día y convivir con un maldito dolor crónico, encontré en la fotografía una vía de escape y una manera de expresar lo que veo, o como me gusta llamarle, robarle un segundo al tiempo. Amo estar tras de una cámara y plasmar todo lo que se ponga por delante.♥♥

Entradas populares

trucos blogger